lunes, 20 de diciembre de 2010

Azul cielo.

      Abro la ventana y me envuelve un torbellino de frío, saco la cabeza para sentir el aire y parece que chispea. Las nubes pasan ligeras huyendo de un claro que a lo lejos se aproxima.

      El azul cielo que llega, las nubes que pasan. Un simbólico futuro y pasado que desde las alturas cae hasta aquí. El futuro persigue al pasado para relegarlo a un segundo plano, y yo aquí, desde mi ventana, mirando el azul cielo.

2 comentarios:

  1. llegué por tu comentario en la revista mandeb y me gustó tu blog.

    gracias.

    ResponderEliminar